La universidad del futuro: la innovación como elemento clave

La Universidad es una de las instituciones más antiguas, y de las pocas que ha perdurado a lo largo de los siglos. Si bien es cierto que durante mucho tiempo su función ha permanecido inalterada, durante los últimos años ha cobrado un papel más relevante, evolucionando hacia un mayor alineamiento con la sociedad y la empresa.

Tradicionalmente, la universidad ha sido foco del desarrollo económico y social de la región donde se encontraba ubicada. Los diferentes cambios económicos, sociales, políticos, ideológicos y culturales que afrontó Europa a partir del siglo XII tuvieron fuertes nexos de unión con la evolución de la universidad y su desarrollo, que sirvieron de apoyo a la revolución científica culminada en el siglo XVI y a los avances científicos y cambios culturales de la revolución industrial y la sociedad tecnológica del siglo XVIII. Como se refleja en la figura 1, la universidad se podía describir como un actor económico, encargado de la formación, promotor de empleo y de inversiones, y generador de conocimiento, manteniéndose con este rol hasta bien entrado el siglo XX.

«Definir la universidad del futuro: una universidad comprometida donde la agregación con otros actores y el liderazgo regional pasarán a convertirse en los aspectos más relevantes de la universidad del siglo XXI.»

Desde finales del siglo pasado, la universidad está evolucionando rápidamente hacia lo que puede denominarse la universidad emprendedora, donde, aparte del conocido rol de la universidad clásica, aparecen nuevos paradigmas que imbrican con mayor profusión a la universidad con su entorno como son la proyección social y la generación de conocimiento y su transmisión, bien sea a través de contratos con la industria como mediante la creación de empresas de alto nivel tecnológico, las conocidas como spin-offs. Esta es la época que nos toca vivir, donde la relación universidad-sociedad es cada día mayor y más importante, y que nos lleva a definir la universidad del futuro: una universidad comprometida donde la agregación con otros actores y el liderazgo regional pasarán a convertirse en los aspectos más relevantes de la universidad del siglo XXI.

Investigación y empresa

Volviendo al momento actual y centrándonos en nuestra universidad, en la de todos los navarros, se ha abierto un importante debate en el ámbito universitario sobre si la universidad española es realmente innovadora y si puede o no contribuir a la innovación mediante su adaptación a las necesidades que se le exige en la sociedad actual.

Como bien relataba el anterior vicerrector de Investigación y actual rector, Alfonso Carlosena, en esta misma revista hace un año, la UPNA se encuentra muy bien posicionada en cuento a aspectos de innovación en los indicadores del ranking ISSUE BBVA (2015), en particular en la dimensión de Innovación y Desarrollo Tecnológico, donde ocupa una posición elevada. Lo mismo ocurre si nos fijamos en el ranking U-Multirank, donde la UPNA obtiene una valoración elevada en el apartado de Transferencia del Conocimiento, gracias al buen desempeño en indicadores como patentes concedidas por estudiante, solicitud de patentes con empresas privadas y publicaciones citadas en patentes.

Además, la UPNA está haciendo un esfuerzo muy importante, a pesar de la actual situación económica, por impulsar sus recientes Institutos de Investigación. A los tres que ya estaban en funcionamiento —Smart Cities (ISC), Advanced Materials (INAMAT) y Advanced Research in Business and Economics (INARBE)— se acaba de sumar Innovation & Sustainable Development in Food Chain (IS-FOOD). Entre sus misiones fundamentales están las de interaccionar con el entorno y su tejido empresarial, tanto regional y nacional como internacional, para mejorar la competitividad y la innovación en el sector productivo navarro. Para ello, nuestros institutos están formados por equipos multidisciplinares de investigadores y tecnólogos que son y serán capaces de generar las masas críticas necesarias para potenciar y fortalecer el actual sistema innovador de Navarra. Muestra de esto es que los investigadores que forman parte de los Institutos Smart Cities y de INAMAT han conseguido en los últimos 5 años, formalizar actividades con empresas por un importe que supera con creces los 8,5 millones de euros, la mayor parte de ellos con el entorno socioeconómico navarro.

Otra de las contribuciones relevantes de una universidad es la creación de nuevas empresas basadas en el conocimiento generado en la propia universidad y que, en general, presentan un perfil claramente innovador. En esta línea, y dentro de la tercera edición del Impulso Emprendedor organizado por CEIN, de los 8 proyectos empresariales seleccionados sobre un total de 164 solicitudes, 3 fueron iniciativas de creación de nuevas empresas procedentes de investigadores de la UPNA:  Up Technologies, centrada en el desarrollo, implementación e instalación de sensores distribuidos en fibra óptica para la monitorización de temperatura o elongación en grandes estructuras; Movalsys, enfocada al desarrollo de un sistema software que, a partir de los datos recogidos por un sensor inercial colocado a un paciente, obtiene información objetiva sobre su estado de salud; y Eversens, dedicada al diseño, desarrollo y fabricación de sistemas de diagnóstico clínico no invasivo mediante la detección de biomarcadores exhalados.

Al servicio de la sociedad

Aprovechando esta oportunidad, me gustaría añadir que la UPNA se encuentra definiendo su Plan Estratégico para el periodo 2016-2019, que, en estos momentos, está sometido a la valoración de todos aquellos agentes de la sociedad navarra que quieran aportar su granito de arena para articular a la universidad como un verdadero instrumento de servicio a la sociedad a la que se debe. Por ello, me gustaría resaltar algunos aspectos del plan relacionados con la propia aportación de la UPNA a la innovación en Navarra. Dentro del eje de Investigación, uno de los aspectos esenciales sobre los que pivota cualquier universidad, se ha definido un objetico estratégico clave para fortalecer el binomio universidad-tejido socioeconómico navarro: “Consolidar la universidad como referente en transferencia de conocimiento en Navarra”. Dentro de este objetivo se proponen una serie de acciones claves para conseguirlo: apoyar la implementación de doctorados industriales que favorezcan la transferencia de conocimiento y la mejora de la competitividad industrial; promover la creación de empresas spin-off que permitan a Navarra posicionarse en la vanguardia de la innovación tecnológica; e impulsar la oferta de transferencia de la universidad que genere colaboraciones con todos los actores relevantes del sector productivo navarro.

«Un objetico estratégico clave para fortalecer el binomio universidad-tejido socioeconómico navarro: “Consolidar la universidad como referente en transferencia de conocimiento en Navarra”

No quiero terminar esta colaboración sin hacer dos apuntes finales. El primero es reivindicar el importante papel de liderazgo (universidad comprometida) que debe tener la universidad dentro de la RIS3, la estrategia inteligente de especialización en investigación e innovación (antiguo Plan Moderna) que el nuevo Gobierno de Navarra está impulsando y que, ya en su definición, alude a dos aspectos en los que el cometido de la universidad es fundamental: la estrategia se debe centrar en orientar la política e inversiones de Navarra hacia un desarrollo basado en el conocimiento, y debe respaldar la innovación tecnológica identificando las actividades con alto valor añadido que ofrezcan las mejores oportunidades para incrementar la competitividad. El segundo es la percepción positiva y prometedora que desde la UPNA tenemos de los primeros pasos realizados por la corporación tecnológica Aditech como aglutinador de los centros tecnológicos y dinamizador de la colaboración universidad-centro tecnológico-empresa tan necesitada en Navarra. En ambos casos la contribución de la universidad se hace indispensable.


Figura 1: La visión de la Universidad: del pasado al futuro.

Publicado el 06/04/2016 en Negocios de Navarra

Contacto

Te escucho

Tu opinión y sugerencias nos importan mucho porque queremos construir contigo una Universidad sólida, cercana y que mire al futuro.

Los datos recogidos a través de este formulario son tratados con tu consentimiento por Ramón Gonzalo con la finalidad de atender tus consultas.

Ramón Gonzalo
Presento mi candidatura a Rector porque quiero poner al servicio de la UPNA mi compromiso, honestidad, independencia y capacidad de trabajo.