Generación del conocimiento

“La generación de conocimiento en todos los ámbitos, su difusión y su aplicación para la obtención de un beneficio social o económico, son actividades esenciales para el progreso de la sociedad”, esto son aspectos que se recogen en el preámbulo de la ley de la Ciencia. Para ello, es transcendental crear una cultura de cooperación entre la Universidad, responsable del 60% de la Investigación que se realiza a nivel nacional, y el tejido productivo, formado fundamentalmente por las empresas, que permitan a nuestra región estar en las mejores condiciones para lograr una economía del conocimiento plenamente cohesionada. La apuesta por la investigación es fundamental para garantizar el crecimiento económico y contribuir a tener un tejido industrial competitivo, sostenible y con alta capacidad de diversificación.

La universidad emprendedora de finales del siglo pasado debe dar paso a una universidad comprometida, donde la participación de forma activa en el liderazgo regional, y la agregación con otros actores, sean aspectos clave. En ello es en lo que la Universidad Pública de Navarra está centrando su impulso, amparada en su recién aprobado Plan Estratégico y en el esfuerzo, tanto de los miembros de su Comunidad como del Gobierno y de la sociedad navarra que la respalda. La historia de la UPNa colaborando con las empresas de su entorno prácticamente desde su fundación (30 años), a través de sus grupos de investigación, en proyectos y contratos de investigación, con su incubadora de empresas, o con la creación de nuevas empresas ha sido muy importante, pero todavía queda mucho por hacer y por avanzar, y tanto el Rector como su equipo han adquirido un compromiso ineludible apostando por el desarrollo social y económico de Navarra.

Dentro de esta apuesta, la UPNa ha creado nuevas estructuras investigadoras: los Institutos de Investigación. La idea conductora para su formación ha sido la de favorecer la comunicación, interrelación y trabajo conjunto de investigadores con experiencias investigadoras inicialmente dispares pero que muestran interés en trabajar en líneas comunes para resolver problemas más complejos que requieren un abordaje multidisciplinar, potenciando, de esta forma, la generación de nuevo conocimiento. Todo ello sobre la base de un nivel alto de exigencia académica e investigadora en la configuración y composición de estos Institutos.

“Es transcendental crear una cultura de cooperación entre la Universidad, responsable del 60% de la Investigación que se realiza a nivel nacional, y el tejido productivo.”

La creación de estos centros de conocimiento va a permitir mejorar la colaboración con el tejido productivo y social de Navarra. Es fundamental estrechar la relación entre la universidad y la empresa de modo que exista una conexión cercana y directa con un diálogo flexible y fluido, donde cada agente mantenga su identidad pero en la que la colaboración sea el objetivo clave. Las Universidades, como motores del conocimiento a través de su investigación, son los principales generadores de soluciones, con un capital humano muy cualificado y con las tecnologías necesarias para que las empresas puedan aprovecharlo y, de esta forma, conseguir que la investigación realizada tenga un gran impacto transformador que permita mantener e impulsar la excelencia competitiva del tejido socio-económico y el avance y progreso de la sociedad.

Otra herramienta clave para fomentar la cooperación universidad-empresa son las Cátedras Universitarias, entendidas éstas como instrumentos de conocimiento mutuo, donde uno de los ejes prioritarios es el establecimiento de las bases para un desarrollo investigador conjunto y una posterior transferencia de conocimiento. La creación de estos marcos de confianza mutua permite generar sinergias e incrementar el valor añadido que la investigación universitaria produce en la empresa gracias al factor diferenciador que supone en su innovación y productividad.

Facilitar un entorno investigador donde la colaboración universidad-empresa surja de forma espontánea y la interacción mutua sea el día a día redundará, en el futuro, en un beneficio en el desarrollo tanto del sector productivo, del económico y de la sociedad navarra en general.

En suma, el futuro de nuestra comunidad está en nuestras manos y pasa por que la investigación sea un pilar esencial con una clara vocación integradora, de responsabilidad y de cooperación entre la Universidad y la empresa. La UPNA, como institución pública al servicio de todos los ciudadanos, es consciente de su papel fundamental en este marco de colaboración y mantiene su compromiso de fomentar y apoyar la cooperación con el tejido productivo como herramienta principal para alcanzar una sociedad mejor.

Contacto

Te escucho

Tu opinión y sugerencias nos importan mucho porque queremos construir contigo una Universidad sólida, cercana y que mire al futuro.

Los datos recogidos a través de este formulario son tratados con tu consentimiento por Ramón Gonzalo con la finalidad de atender tus consultas.

Ramón Gonzalo
Presento mi candidatura a Rector porque quiero poner al servicio de la UPNA mi compromiso, honestidad, independencia y capacidad de trabajo.